Lugares de Interés

El principal monumento de la población es la iglesia parroquial de San Sebastián. Se trata de un edificio de estilo románico, con dos puertas. La de la Epístola es la más ornamental, con arco de medio punto moldurado y pometeado, tal y como es habitual en los templos serranos construidos durante el sigo XVI. Cabe destacar la cúpula de media naranja, que data del siglo XVIII, así como el retablo mayor de estilo barroco y con un profusa decoración, tal y como corresponde a su estilo. Es de factura local, puesto que es obra de los entalladores barraeños: los hermanos de la Inzera Velasco, a quienes se deben otros numerosos retablos en las comarcas del valle del Jerte y de la Vera. La iglesia tiene un campanario de planta cuadrada, notable altitud y coronado por capitel piramidal.

Posee también otro pequeño templo católico de interés: la ermita de Santa María. Siendo ésta ermita el lugar que acoje la imagen patronal de la localidad, la Virgen del Viso. Es una edificación dieciochesca, cuya arquitectura tiene un acceso en arco y nave dividida por tres arcos con estribos exteriores, bóbeda acañonada y cúpula semiesférica en la capilla mayor. Se embellece el testero por un retablo barroco, datado en el siglo XVIII. Siendo, por tanto de ornamentación barroca, de ático curvo y cuerpo separado por dos columnas que escoltan la hornacina donde se venera la imagen de Nuestra Señora del Viso, siendo ésta una talla meritoria de la Virgen con el Niño, donde la tradición local hace llevar a las novias sus ramos.